Ordenar nuestra casa, a menudo, no es una tarea sencilla, pero la idea de vivir una vida sencilla, con justo las cosas que necesitamos, no solo suena atractiva para muchos, sino que es lo que buscan cuando proceden a hacer limpiezas y ordenar su hogar. Si eres una de esas personas vamos a darte 10 consejos creativos o trucos de organización de una vivienda, para que la próxima vez que intentes poner orden, tengas claro por dónde empezar.

¿Qué beneficios tiene ordenar nuestra vida?

Hay multitud de beneficios en conseguir poseer menos y deshacerse del desorden. En primer lugar, tendremos mucho menos que limpiar y es que con nuestra casa despejada, la limpieza no nos quitará más que lo justo y necesario. También tendremos menos que organizar, pues está demostrado que vivir en un lugar ordenado minimiza el estrés.

Tendremos espacio para dedicarle tiempo a lo que más nos gusta hacer. No solo tendremos más espacio en casa para dedicarle a los objetos que nos gustan, sino que el tiempo que no invertimos en limpiar lo podemos dedicar a nuestras aficiones, ayudando a nuestro ánimo y haciendo que nos sintamos mejor.

Finalmente, tendremos más libertad financiera, pues ahorrar en objetos que no vamos a necesitar nos permitirá poder invertirlo en otras cosas u actividades. Nuestro bolsillo nos agradecerá que dejemos de dar valor a esas cosas que no necesitamos.

Consejos para mantener tu casa ordenada.

1. Regla de limpieza de los 5 minutos

Si odias limpiar, puedes empezar dedicándole a la limpieza 5 minutos al día. Esto puede parecer muy poco tiempo, pero te aseguramos que, si mantienes tu casa ordenada, este pequeño tiempo será más que suficiente para quitarte obligaciones cotidianas que no son demasiado alentadoras como barrer, fregar los platos sucios o hacer la cama.

consejos para ordenar vivenda

2. Regala o deshazte de un artículo al día

¿Te has planteado que, si te deshaces de un objeto al día, a final de año, habrás regalado un total de 365? Al principio, te será muy sencillo, pero a medida que ya no tengas tantos objetos que te sobren, tendrás que plantearte qué necesitas de verdad y qué no. También puedes preguntarte, en caso de dudas, si has utilizado o echado de menos ese objeto durante el último año y si la respuesta es negativa, lo regales o lo tires sin pensar. Si tienes demasiado desorden, puedes aumentar tu cuota de artículos diarios a regalar a 2.

3. Llena una bolsa de basura

Coge una bolsa de basura y llénala sin pensar. No te pares a darle vueltas qué metes en ella y que no, simplemente, deshazte de todo lo que no hayas utilizado en los últimos meses y sepas que no vas a necesitar más. Esos objetos nos quitan espacio, nos impiden limpiar con rapidez y, además, puedes donar esa bolsa de objetos a alguien que le vaya a dar una segunda vida. Este sentimiento será reconfortante y te ayudará a continuar con la limpieza.

4. Empieza seleccionando la ropa que no usas

Puedes empezar con la ropa, pues son objetos muy sencillos de identificar si te la has puesto en los últimos meses o no. Si la respuesta es negativa, déjala en una caja para donar de inmediato, pues está quitando espacio para ropa nueva que sí que puedas utilizar más a menudo. Una vez hayas llenado la caja, dónala a alguna ONG que acepte ropa usada. También puedes venderla en aplicaciones o páginas webs de segunda mano, así, además de deshacerte de la ropa podrás conseguir unos ingresos extras.

5. Crea listas y márcate las tareas hechas

No hay nada más satisfactorio que tachar una tarea por hacer. Cuando vayas a hacer limpieza en casa, haz una lista con todo lo que se debe hacer y a medida que consigas los objetivos, tacha las tareas. Esto hará que te sientas orgulloso de tu trabajo y sea reconfortante hacer la limpieza. Con esta sensación, la próxima vez que tengas que limpiar, lo harás con más ganas.

6. Acógete al desafío de vaciado 12-12-12

En este desafío se debe encontrar 12 artículos para tirar, 12 para donar y 12 para guardar.

7. Imagina que eres un invitado en tu vivienda

Cuando más nos esforzamos para que nuestro hogar se vea limpio y ordenado es cuando esperamos visita. Imagina que cada vez que entras en casa, tú eres un invitado y debes ver tu hogar como nuevo. Si tus ojos van a algún lugar desordenado o que no está limpio, ya sabrás por dónde empezar en tu próxima limpieza general.

8. Limpia con ayuda de familiares o amigos

Busca la ayuda de un amigo para hacer las limpiezas, así te verás acompañado y entre ambos, terminaréis antes. La idea es ver la limpieza como una actividad en compañía, te animarás y disfrutarás de una tarde agradable junto a tu amigo.

9. Toma fotos del antes y el después

Que el resultado de nuestra limpieza quede inmortalizado en una fotografía nos ayudará a que nunca deje de estar con ese aspecto. Una vez que veamos que el estado ya no es como el de la fotografía, procedemos a igualarlo. La idea es que las fotografías se vayan haciendo de zonas pequeñas, así podremos ordenar poco a poco y evitaremos que la pereza se apodere de nosotros. Es mejor hacer un poco cada día y que entre dentro de nuestra rutina.

10. Método del orden de las cuatro cajas

Para ordenar una habitación lo mejor es desmantelarla completa. Organiza todos los objetos en cuatro cajas: donar, guardar, deshacerse y reubicar. Una vez te hayas quedado únicamente con las cajas de reubicar y guardar, organiza de nuevo los objetos en sus nuevos lugares.

Sabemos que la limpieza y el orden pueden ser complicados de conservar, pero estamos seguros de que con estos consejos lo lograrás introducir, poco a poco, en tu día a día.

contrata profesionales vaciado de vivienda

Si necesitas ayuda, no olvides que desde Vaciados Express podemos asesorarte y ofrecerte diferentes expertos según tus necesidades. Nuestro equipo de expertos son los profesionales que mejor pueden ayudarte en esta labor. Solicita un presupuesto gratuito de vaciado y retirada de trastos, resuelve todas las dudas que te surjan y disfruta a partir de hoy el beneficio de trabajar con profesionales. 

quiero un presupuesto GRATIS