No existe una “técnica fácil”, especialmente cuando se trata de recoger y empaquetar toda la cocina. Con tantos objetos pequeños, frágiles y potencialmente peligrosos, la única habitación que se acerca a la complejidad de la cocina es quizás el baño. Pero puedes hacer que el trabajo sea más ligero con algunos simples consejos.

vaciados de casas express

Cómo empaquetar toda la cocina sin desesperarse

No necesitarás herramientas caras y  los suministros son baratos. Entonces, en lugar de dejar la cocina para el final, comienza hoy mismo y acaba con esta habitación.

1. Empaqueta los vasos de vidrio en cajas de licor

Las licorerías tienen algunas de las cajas de embalaje más resistentes disponibles. Aún mejor, generalmente son gratis si preguntas. Pero probablemente la mejor característica de las cajas de licor es el interior dividido en compartimentos. Mete los utensilios de cocina y otros elementos delicados en las secciones divididas.

2. Capas de espuma entre los platos

Envolver cada plato en papel de burbujas o periódico requiere demasiado tiempo, y también usa mucho espacio en el cartón. Separa y protege los platos en un solo paso con placas de espuma.

3. Deja los cajones abiertos sobre la marcha

Cualquiera que se haya mudado más de una vez probablemente haya dejado algo importante atrás. Evita esto comenzando en un extremo de la sala y así sucesivamente. Deja las puertas de los armarios y los cajones abiertos una vez que estén empacados. Puedes echarles un último vistazo cuando hayas terminado.

Si tu cocina es demasiado pequeña, usa un método de etiquetado. Las notas adhesivas extraíbles en la puerta y los frentes de los cajones indican qué partes de la cocina están empacadas.

4. Usa los fideos de espuma de piscina para (prácticamente) todo

Los fideos de la piscina o flotadores de espuma son baratos. Córtalos en longitudes más cortas, y tendrás materiales de embalaje perfectamente acolchados para proteger los artículos afilados y frágiles.

Mete los cubiertos de la cocina dentro de un trozo de estos fideos y tapa los extremos. También puedes usar secciones para embalar botellas más pequeñas y frágiles, como aceites y especias.

5. Envuelve los cubiertos en un solo paso

¿Cuál es la forma más fácil de perder algunos cubiertos? Envolver las piezas individualmente. En su lugar, extrae toda la bandeja de los cubiertos y envuélvela en papel plástico de cocina. Todo estará en su lugar cuando desempaquetes.

vaciados de casas express

6. Empaqueta una bolsa con lo esencial para el primer día

No importa qué tan cuidadosamente empaquetes la cocina, aún puedes llevarte un tiempo valioso para ubicar elementos esenciales en tu nuevo hogar. Empaqueta una bolsa de «primer día» y tendrás todo lo que necesita.

Los bebedores de café o té pueden necesitar una cafetera, un hervidor de agua, tazas, café o té y condimentos como el azúcar. También puedes utilizar cuencos, cucharas y productos de desayuno no perecederos y añadirlos en tu bolsa.

7. Empaca los utensilios que gotean con paños de cocina

No importa cuán cuidadosamente limpies y seques una cafetera o tetera, casi siempre queda algo de agua dentro. Rellena el interior del depósito de agua con un paño de cocina. De esta manera evitarás que estos artículos goteen en el camino.

8. Pega con cinta los utensilios y electrodomésticos

Si se trata de un camino corto, los utensilios tienen menos probabilidades de verse perjudicados; pero si el recorrido adonde vas a llevar los nuevos utensilios es más largos, pueden sufrir los baches de la carretera y llegar a romperse. Pega con cinta las tapas y las puertas cerradas de los electrodomésticos para evitar daños. Y no te olvides de quitar la bandeja de microondas.

La cinta puede dejar un residuo pegajoso, pero es fácil de eliminar. Omite el jabón y el alcohol. En cambio, el aceite de cocina o el aceite mineral en una bolita de algodón se disolverán y eliminarán los residuos de la cinta mucho más rápidamente.

Da la impresión que no vas a terminar nunca de empaquetar la cocina, porque es una zona de la casa donde se acumulan muchos trastos, sobre todo repetidos. Como consejo extra, antes de empaquetar nada, haz una limpia y quédate solamente con una cosa si tienes dos objetos repetidos (dos exprimidores, varias tablas de cortar…) y con lo que realmente necesitas. En la cocina también se acumulan objetos absurdos como un pelaplátanos que no has utilizado en la vida.

Si no quieres hacer este trabajo solo, te recomendamos contactar al equipo de Vaciados Express. Somos expertos en la recogida de trastos como ropa vieja, electrodomésticos, muebles, equipos electrónicos, juguetes y muchos objetos más. Solicita un presupuesto de recogida de trastos sin compromiso y nuestros operarios se encargarán de trasladar todo aquello que no quieres al Punto Limpio más cercano.

quiero un presupuesto