El movimiento ecológico ha ido mejorando con el paso de los años, cada vez tenemos más interiorizado la importancia de reciclar y el impacto que tienen el no hacerlo en el medio ambiente y nuestra salud. A esto también ha ayudado el aumento de contenedores de reciclaje y de puntos limpios, algunos de ellos móviles que facilitan esta tarea.

Pero todavía queda mucho por hacer y corregir malos hábitos que tenemos interiorizados y que seguramente no seamos consciente de lo perjudicial que esto es. Hoy nos queremos parar en un punto concreto, y es el uso inadecuado del inodoro.

Y es que que sea el sitio donde realizamos “aguas menores” y “aguas mayores” no significa que vale tirar de todo por ahí. A continuación vamos a repasar qué es lo que NO HAY QUE TIRAR.

1. Toallitas húmedas

Con el tiempo el uso de estas se han extendido bastante, tanto para desmaquillarse o también como sustituto del papel higiénico de toda la vida. El problema viene al pensar que son biodegradables, pero nada más lejos de la realidad, ya que aunque algunas sí  lo son, el proceso tarda años en ocurrir, por lo que las toallitas se acumulan en redes y plantas de depuración en esto es algo que lleva años denunciando EurEau, asociación que agrupa a las empresas de abastecimiento y saneamiento en Europa. Este problema supone el deterioro de las infraestructuras y el coste que supone su reparación, además del perjuicio que supone los atascos y que rebrote de alcantarillas aguas fecales. Por lo tanto para limpiarse mejor el papel de toda la vida (que ya no pica como la marca El Elefante) y para las toallitas tirarla a la papelera.

Cómo evitar atrancos en el váter

2. Bastoncillos y colillas

Otro hábito que si lo realizas tienes que quitártelo ya sí o sí. ¿Sabes cuánto agua gastas al tirar de la cadena? De media unos diez litros, y aunque a día de hoy ya están más extendidos los pulsadores para sólo gastar medio depósito, aún así son 5 litros. Ahora piensa en toda aquella gente que no tiene acceso a agua para beber y dinos si volver´ss a gastar 5 litros para tirar una colilla o un bastoncillo para las orejas.

3. Preservativos.

Esta es más típica realizarla por adolescentes. Y es que en esa cabecita loca a más de uno se le ha ocurrido el “plan perfecto” para no dejar rastro de un momento de pasión y ha pensado en el vater. Pero amigo mio, los más probable es que ni lo trague el sumidero, y en caso de conseguirlo estarás contribuyendo enormemente a crear un atasco. Sabemos que las madres son auténticos detectives privados y todo lo saben, pero en este caso que uses protección no creemos que sea motivo de disgusto, otra cosa es que se den cuenta por fin que “su niño” se ha convertido en un hombre ya…

4. Comida

Otro de los grandes errores es tirar la comida por los sumideros con la excusa de que tiene líquido. Tenemos una solución digna de Einstein. separa el liquido del resto. Por lo menos evitas un mal menor aunque tampoco es lo más recomendable, pero hasta que se inventen las bolsas de basura anti goteo (que funcionen de verdad) sabemos que es un hecho casi imposible el no tirarlo directamente al cubo orgánico.

5. Aceite

Muy enlazado con el anterior pero este si que tiene delito no hacerlo. Para empezar porque te estas cargando las tuberías, porque es más sencillo echarlo en una botella o tarro. Además en muchas ciudades ya tienes el servicio de recogida gratuita de aceite, por lo que como puedes ver, tardas más en buscar una excusa en no hacerlo que ser responsable con el medio ambiente.

6. Animales.

A no ser que seas un o una maniac@, entendemos que perros y gatos están descartados de que se te pase esta opción por la mente. Pero no es tanta locura para peces, ratones de campo, gusanos de seda…este trágico suceso ya les pasó a las Tortugas Ninja y a Nemo, por favor no provoques más traumas.

Así que ya sabes, respeta el medio ambiente y tira cada residuo en su sitio. No te olvides que nosotros nos llevamos tus muebles y trastos viejos. Pide ahora presupuesto para retirada de trastos.

quiero un presupuesto