Si hay una habitación que desearías poder cerrar con llave y nunca volver a mirar, probablemente sea la habitación de tus hijos. Gracias a los juguetes, libros, ropa y artesanías, las habitaciones de los niños pueden parecer desastrosas, especialmente cuando tu pequeño nunca parece interesado en mantenerlo organizado. A continuación, te damos algunos consejos muy útiles para deshacerte de todo lo que tus hijos ya no necesitan y de esta forma mantener su espacio mucho más ordenado.

vaciados de casas express

Gana espacio en el cuarto de tus hijos

1. Involucra a tus hijos desde el principio

Es muy importante trabajar con ellos, los niños de hasta 3 años usualmente querrán participar, y estarán emocionados por ayudar. Podrías pensar que tu hijo se aburriría o frustraría al hablar sobre el almacenamiento en el dormitorio, pero considéralo desde su punto de vista: ¡estás hablando de sus juguetes! Además, si los niños participan en la organización, se sentirán dueños del proyecto y estarán más dispuestos a mantener las cosas ordenadas, o al menos, sabrán dónde irá todo.

2. Haz que los niños te den un recorrido por la habitación antes de comenzar a liberar espacio

No empieces pidiéndoles a los niños que elijan qué se queda o qué se va, sino dándoles la oportunidad de mirar a su alrededor y mostrarte lo que hay allí. Luego entiende su lenguaje y su tono, así te darás cuenta de qué cosas son importantes para ellos. Refleja el lenguaje de tus hijos mientras organizas con ellos, por ejemplo, digamos que un niño llama a una prenda su ‘jersey favorito’. Llámalo así también, porque reconoces que es significativo para ellos, y demuestra que estás de su lado. Crear esa confianza es importante cuando se les pide a los niños que se desprendan de los artículos (y ahora podrán decir con más claridad qué cosas no les importan).

3. Habla sobre cómo las cosas tienen “un hogar”

Los niños tienen la capacidad natural de personificar las cosas, así que haz comentarios como ‘¿Quieres que este artículo viva contigo?’ o ‘¿Cuál debe ser el hogar de esto?’ al organizar con ellos. Evita decir la frase ‘dejar eso’, ya que lo puede sentir como algo negativo. En su lugar, intenta ‘¿Podemos poner eso dónde vive?’ Este inteligente cambio de lenguaje replantea la tarea de una manera positiva.

vaciados de casas express

4. Dale permiso a tu hijo para dejar ir cosas que realmente no quiere

El volumen puede ser muy abrumador para los niños, pero la mayoría no sabe que está bien decir que no a cosas que no quieren. Trata de establecer situaciones en las que estén donando artículos a obras de caridad: continúa la idea de usar un lenguaje positivo cuando se trata de liberar espacio; utiliza frases como ‘Le estamos dando al artículo un nuevo hogar, no solo deshaciéndonos de él’.

5. Comienza de abajo hacia arriba, literalmente

Con los pequeños, especialmente, es bueno empezar en el suelo. La estrategia de «abajo hacia arriba» lleva el proceso al nivel de los niños y los mantiene en la tarea. Además, si pueden ver dónde están las casas nuevas de sus artículos, tendrán la costumbre de colocarlos allí.

6. Predica con el ejemplo

Probablemente estabas esperando esta ¿verdad? Liderar con el ejemplo es muy importante, los niños reflejan lo que hacen sus padres. A veces es necesario que te mires a ti mismo y realmente veas si tus hijos están modelando tu comportamiento. Incluso algo tan pequeño como guardar las llaves puede ser una mini lección.

Otra forma de liberar espacio, es seguir el Método Marie Kondo para organizar los juguetes de tus hijos. Con él, lograrás deshacerte de cosas innecesarias que ocupan más espacio del que deberían en tu hogar y aumentarás la creatividad de tu hijo.

quiero un presupuesto