¿Sabías que una despensa bien organizada te ayuda a ahorrar espacio, tiempo y dinero?
Además, comemos más variado y no compramos de más, lo que nos ayuda a no desperdiciar productos y nos aporta paz visual. Ya lo decíamos en nuestro anterior post “Cómo organizar la cocina de forma eficiente”. Es más, muchos de los consejos aquí descritos, también son igual de aplicables a la cocina en general. 

No obstante, anotando los consejos que te dejamos en este artículo, estamos seguros de que te enamorarás de tu despensa.

cómo ordenar eficientemente la despensa

Qué tener en cuenta antes de ordenar

  • Las condiciones de temperatura, iluminación, humedad y ventilación son básicas para contar con una despensa saludable, limpia y eficiente.
  • Asegúrate de que se trata de un lugar fresco y seco (entre 10º-20º) para evitar humedades.
  • Visibilidad ante todo. Los alimentos o enseres que se encuentren en la despensa, sea al principio o en el fondo, deben verse correctamente.
  • Aprovecha las distintas alturas. Coloca arriba lo que menos uses y abajo lo que tenga mayor peso.
  • Antes de nada, vaciar todos los estantes para tener una visión global de todo lo que acumulamos en la despensa/cocina.
  • Tirar todo lo que esté caducado o lo que no utilicemos.
  • Agrupar todo lo que sí queramos conservar por categorías/familias de alimentos.
  • Revísala periódicamente. Para mantener su orden, su limpieza y gestionar los alimentos de forma que puedas consumirlos antes de su fecha de caducidad.

Cómo organizar eficientemente la despensa de la cocina

  • Utiliza botes de cristal y con etiquetas. Es mejor guardar los alimentos en botes de cristal en vez de en las bolsas o recipientes donde ya te vienen conservados. En botes herméticos y transparentes se conservarán mejor los alimentos, se aprovecha mejor el espacio, se facilitará mucho el acceso a ellos y se verá con bastante claridad la cantidad de cada uno.
  • Jerarquía por utilidad y tipos de alimentos. Al igual que con la ropa, piensa qué utilizas más y qué menos y organízalo en consecuencia. Por ejemplo, las especias que son de uso frecuentes pueden estar todas en un mismo sitio “más” a mano en comparación con una garrafa de aceite.
  • Utilizar cestas y utensilios de almacenaje. Te facilitará muchísimo el acceso a los alimentos e impedirá que se derramen productos como las salsas.
  • Lo nuevo, siempre detrás. Es es para incentivarte a consumir lo que caduca antes, lo más viejo. Así desperdiciarás menos alimentos. Recuerda que “detrás” no significa “poco visible” o que no esté a mano.
  • Aprovechar los espacios de puertas y paredes. Especialmente en cocinas  pequeñas. Colocando ganchos adhesivos en las paredes internas de los armarios, por ejemplo, puedes guardar bolsas de aperitivos, sobres de salsas o trapos de cocina.
  • Hacer la lista de la compra. Cuando veas que un producto se está acabando, anótalo en una lista que tendrás en el frigorífico. Tendrás más control sobre qué tienes o qué te falta y nunca te quedarás sin los básicos de tu cocina.
  • No acumular en exceso. Vigila a no pasarte de la cuenta si no dispones de demasiado espacio en tu cocina. Así reducirás también las posibilidades de que se te caduquen los alimentos envasados.
Si después de ordenar la despensa te animas con la limpieza en profundidad de la cocina harás de este espacio un lugar donde disfrutar del hogar.
Puede que tengas muchas cosas acumuladas y no sabes qué hacer con ellas, o incluso recogiendo y ordenando te das cuenta de que tienes una gran cantidad de enseres que ya no vas a utilizar. Por eso estamos aquí, puedes contratar a los profesionales de Vaciados Express quienes en un solo día recogerán y tirarán todo lo que ya no quieras, incluso muebles viejos. Solicita tu presupuesto de recogida de trastos y electrodomésticos, nosotros nos encargaremos del resto.