Sabemos que el cuarto de los niños muchas veces parece un campo de batalla, después de que jueguen es difícil que recojan todo sus juguetes, la ropa que se ponen durante el día, cuentos, las cosas del cole, lápices, pinceles, libretas, cartulinas, papeles, peluches…
Por lo tanto, queremos darte una serie de recomendaciones para aprovechar el espacio de la habitación y que sea más sencillo de recoger.

cómo organizar el cuarto de los niños

Muebles de doble uso

En el mismo espacio que ocupa una cama, puedes tener también un fantástico espacio para guardar. Las camas nido con cajones debajo o las camas elevadas con armarios en la parte inferior son soluciones perfectas para habitaciones pequeñas.
En las camas nido, en ocasiones la parte de abajo es desplazable y puedes meter otra cama por si vienen amigos suyos. Si es ese caso, asegúrate de que cuentas con 90 centímetros libres junto a la cama para desplazarla.
Las literas, en especial con estructura «tren» son las que ofrecen una mayor capacidad de almacén en proporción con el espacio que ocupan. Su ventaja es que su estructura se aprovecha también con armarios, cajones o baldas. Para planificar una, debes contar con una pared de unos 320 cm y con una altura de techo de más de 240 cm, para evitar cabezazos con el techo. Además, entre ambas camas debe haber una distancia de, como mínimo, 85 cm, para dejar a los niños espacio vital.

Altillos

No desaproveches las paredes. Los altillos o las estanterías sobre la cama regalan espacio extra sin robarte ni un centímetro. 
Puedes aprovechar la altura de las paredes para planificar zonas de baldas o de casilleros. Con 30 cm de fondo te bastará para pequeños juguetes o libros. Para mantener el orden, sírvete de cajas o cestos y, para proteger las paredes del roce, nada mejor que un zócalo que puedes prolongar hacia los estantes.

Estanterías

Si diseñas un gran frente de estanterías, sitúa en la zona inferior cajones que les resulten fáciles de abrir o casilleros y, en la parte más inaccesible, los objetos de uso más residual. Los estantes planifícalos a 20 cm de distancia entre ellos, para que puedan caber los libros. 
También puedes crear una pequeña biblioteca debajo de la ventana, aprovechando la luz natural y con los libros a su altura, fomentará el hábito de la lectura.
Si no le puedes dedicar mucho espacio, escoge solo los libros que estén leyendo ahora, y colócalos con las portadas a la vista.

Cajas y cestas

Nada más fácil que esconder todos los peluches dentro de una cesta o guardar las cosas de pintar en una caja. Será muy fácil que tus hijos puedan recoger el cuarto ellos mismos.
Elige modelos transparentes para ver lo que hay dentro, o de colores para que los asocien a los diferentes tipos de objetos a guardar.
Elige cajas apilables o con ruedas para colocarlas en cualquier rincón. Por ejemplo, en la parte de debajo de la cama se pueden meter cajones con ruedas que son muy prácticos, cajas con rieles, y armarios roperos de menos de 110 cm.

Cajones

En una habitación infantil, nunca sobra espacio de almacén. Elige muebles con cajones y no te equivocarás: mesillas de noche, cómodas, escritorios, chifoniers… Así tendrás un sitio para cada cosa y ordenar será más fácil.

Superficies verticales

Para tener el material escolar a mano usa organizadores de pared. También puedes realizarlos tú mismo con tela, o recubriendo las paredes con tableros de clavijas.

Colgadores

La mejor solución para que no tiren o dejan la ropa en cualquier parte es disponer percheros a su altura, para que mochilas y abrigos.

Consejos adicionales​

Convierte el recoger en un juego

Si optas por elementos de almacenaje y mobiliario con un diseño lúdico, introducir las cosas en su interior se convertirá en un juego para tus hijos.

Acomete una reforma integral del espacio

Puedes ir más allá del simple diseño del mobiliario y de los elementos de almacenaje: con una reforma profunda podrás tener zonas de almacenamiento en lugares insospechados… por ejemplo, bajo el pavimento.

Guardar su ropa y disfraces

El tamaño de la ropa y de los zapatos de los niños va variando a medida que crecen.
Busca un sistema flexible que permita variar la posición de las barras, baldas y cajones, de forma que tengan fácil acceso y puedan guardar ellos mismos sus prendas.

Si tienes muchas cosas acumuladas y no sabes qué hacer con ellas antes de empezar a organizar tu hogar, puedes contratar a los profesionales de Vaciados Express quienes en un solo día tirarán no solo cualquier trasto viejo, sino todo lo que ya no quieras. Solicita ya tu presupuesto de recogida de trastos y electrodomésticosnosotros nos encargaremos del resto.