Si tienes hijos pequeños sabrás lo que es que tu suelo se convierta en un campo minado y lleno de juguetes. Desde los más grandes que obstaculizan el paso a los más pequeños que siempre pisarás sin darte cuenta. Éste es un escenario común en una casa si tus hijos aún no crean hábitos de limpieza y orden.

Para evitar que el desorden se apodere de tu casa, especialmente en esta  época que los juguetes parecen multiplicarse, hemos preparado algunos trucos y consejos para organizar los juguetes de tus hijos para que trabajen en equipo y aprendan el valor de una casa organizada.

vaciados de casas express

Cómo mantener los juguetes ordenados

1. Poner límites a los juguetes

Suena extraño pero es clave para tener una casa ordenada. Enseña a tus hijos sobre la existencia de límites y crea una lista de los lugares donde no pueden dejar juguetes tirados. Delimita las zonas de la casa donde está absolutamente prohibido jugar y en las que se puede jugar hasta cierta hora en la que todo debe estar guardado. Tienes que dejar muy claro el lugar donde deben quedar los juguetes cuando no estén en uso, cualquier superficie no es viable. Por esto es tan importante que cada cosa tenga un lugar asignado en tu casa y no solo nos referimos a los juguetes, sino a todos los objetos que acumulas.

2. Objetos atractivos para almacenar

Es de mucha ayuda que los lugares para almacenar que escojas sean divertidos y que inviten a tus hijos a usarlos. Para incentivarlos puedes hacer que la hora de recoger los juguetes sea un juego más y que si lo hacen en un tiempo récord podrán recibir un premio (que no necesariamente tiene que ser algo material).
Eso sí, lo más importante es que tus hijos tengan claro que recoger los juguetes es resposabilidad de ellos y no tuya, porque una vez que se acostumbran a que tu arregles todos sus desastres, es difícil eliminar ese hábito sin que lo vean como algo negativo.

3. Simplificar los trastos

Antes de perder tiempo y pensar en trucos de almacenamiento para los juguetes de tus hijos, debes replantearte si todo lo que están conservando es necesario.  Existen dos formas de afrontar este proceso. La primera es ponerte en plan dictador y decidir por ellos qué es lo que se queda y lo que se va. Suena un poco duro pero algunos niños tienen dificultades para dejar ir las cosas, especialmente los más pequeños y es preferible evitar el enfrentamiento cuando es probable que ni siquiera se den cuenta de que les hace falta algo.

La otra opción es sentarte con ellos, especialmente si son un poco mayores y decidir juntos el destino de los juguetes. Quizá hay juguetes de cuando eran más pequeños y ya no utilizan, juguetes repetidos o algún muñeco que está como nuevo porque nunca le gustó demasiado. Realiza una limpieza junto a tus hijos y haz que aprendan a valorar lo que tienen y compartir. Si a tus peques aún les cuesta dejar ir los objetos pero aun así quieres hacerlo con ellos, puedes decirles que esa es la forma para recibir muchos regalos nuevos en Reyes, tienen que ser agradecidos y donar los juguetes que ya no usan a otros niños que los necesitan y así crear espacio para los nuevos que vengan.

Diciembre es un buen momento para eliminar los excesos de trastos y dejar espacio para recibir todo lo bueno del año nuevo en casa. Por eso, si te animas a realizar una limpieza del trastero o eliminar lo que ya no necesitas cuenta con la ayuda del equipo de Vaciados Express para que retiren los trastos en tu domicilio y los llevemos al Punto Limpio más  cercano. Solicita sin compromiso un presupuesto  de recogida de trastos y no esperes más para tener una casa con más espacio y orden.

quiero un presupuesto