Tienes un montón de cosas que aún sirven pero no usas hace miles de años y no han hecho más que acumular polvo y espacio en tu casa. Quizá sea hora de hacer una limpieza, dejar ir todo esos trastos y por qué no, hacer un poco de dinero con ellos.

La que para ti es obsoleto puede ser el tesoro de otros, así que junta un par de vecinos o amigos y ¡Manos a la obra! a ganar algo de pasta.

A más personas, mayor variedad: Convoca a algunos vecinos, amigos o familiares y junten fuerzas. Al haber más variedad, los visitantes tendrán más de dónde elegir. Además, si hay más personas participando, llamarán a sus conocidos para que asistan y se correrá más la voz. Así tendrás más clientes potenciales para que se lleven tus trastos y les den una nueva vida.

¡Ubicación, ubicación! Lo más importante ¿Dónde hacer el mercadillo? Piensa en algún parque cerca, patio común o garaje. Eso sí, asegúrate de tener todos los papeles en orden o permisos en caso de que sea necesario para utilizar ese espacio de forma comercial. Sino todo el dinero que hagas te tocará usarlo en alguna multa ¡Más vale prevenir!

vaciados de casas express

Atrae a los clientes: La gente es muy visual a la hora de comprar, por lo que tener tus cosas exhibidas de forma llamativa, por colores o con algún elemento decorativo hará que se acerquen a tu puesto. A partir de ahí está en tu cancha cerrar la venta.

Antes de empezar: Si ya tienes el lugar, tu equipo, tus trastos ordenados solo queda esperar que lleguen las personas a verlo. Ten a la mano una calculadora, cuaderno, basurero y bolsas de plástico para que sea más cómo llevar las compras.

Publicidad: Si la gente no se entera, no irá nadie. Puedes colocar volantes por el barrio, en carteleras, un evento en Facebook o circular una imagen por Whatsapp anunciando el día, hora y lugar del mercadillo. La idea tampoco es ser excesivamente insistente pero si sabes cómo motivar y comunicarle a la gente lo genial que estará, seguro irán.

Mantén el contacto con los asistentes: Prepara tarjetas o ten una agenda a la mano para tomar los datos de quienes asistieron, así cuando hagas una segunda convocatoria podrás invitarlos directamente a asistir.

Deja todo limpio: Para evitar problemas, al terminar la jornada organiza a todos los participantes para que juntos dejen todo limpio y en orden, así no habrán pegas cuando quieras volver a realizar una convocatoria.

Si te ha parecido todo muy bien pero siendo realistas, no tienes ni el tiempo ni las ganas de organizar un evento solo para deshacerte de tus trastos viejos, nosotros podemos ayudarte. Con nuestro servicio de recogida de trastos iremos a tu vivienda a recoger todo lo que no necesitas el día y la hora que lo solicites, para que te evites multas por dejar trastos en la calle.

quiero un presupuesto