Cada vez está creciendo más la preocupación con el medio ambiente y qué podemos hacer para reciclar todos los desechos que generamos cada día. En este artículo os vamos a explicar cómo sacar partido para reutilizar los restos orgánicos y tener un compost casero (o abono orgánico) y de calidad para tus plantas. Para realizarlo es necesario:

Cómo realizar tu propio compost
Cómo realizar tu compost
Cómo realizar compost

Un recipiente para almacenar el compost, preferiblemente de un metro cúbico para favorecer la temperatura necesaria para su creación. Es necesario que tenga tanto una apertura por abajo como agujeros por los laterales para favorecer la entrada de aire. Es importante que el compost este en contacto con la tierra, si lo realizamos en un piso, crearemos un doble fondo con piedras, ramas y tierra para simular el suelo.

Primero depositaremos una primera capa de restos orgánicos que generamos en casa en el día a día evitando carnes, huesos y productos cocinados ya que aceites y sal son perjudiciales. A tener en cuenta que sean trozos pequeños para favorecer el proceso y también una capa de serrín para hacer equilibrio entre la tierra y los restos orgánicos.

Por último echar lombrices para realizar un compost de calidad. Realizar así capas sucesivamente y asegurarnos de remover periódicamente para favorecer la integración de todos los elementos y que circule el aire. Para un buen proceso de compost es recomendable empezar a realizarlo en primavera o verano ya que favorece al proceso más que en épocas de frío.

Por lo general lo normal es que tarde entre seis meses o un año en estar listo, pero dependerá de los factores anteriormente citados. Para saber si está listo o no lo sabremos cuando tenga un color marrón oscuro, no huela mal y no despida calor.

Si tienes trastos de los que deshacerte y no te ves creando arte con ellos…llámanos: nosotros nos llevamos tus muebles, basura y trastos viejos por ti. Pide aquí tu presupuesto para vaciado de viviendas.

quiero un presupuesto GRATIS