Un trastero es útil como elemento para mantener el orden y la clasificación de todos los equipos y artículos útiles que tengas.  No es una zona para alojar lo que no sabes cómo usar o cuándo usar.
Prioriza tu tiempo y también tu espacio, no acumules objetos inútiles en el trastero y deja ese espacio solo para aquello que usas con frecuencia, o que al menos durante un tiempo o cierta temporada lo usas.

cómo vaciar tu trastero

Cómo vaciar un trastero

Existen dos formas efectivas de vaciar y limpiar trasteros:

  • La contratación de un equipo profesional y especializado, que siempre será la mejor opción.
  • La clasificación de elementos presentes en el espacio a trabajar, que se llevará a cabo de forma particular.

Pasos para vaciar el trastero

1. Clasifica todos los elementos
Una persona cuando contrata un servicio para limpiar y vaciar trasteros y locales, ya tiene decidido qué hacer con cada uno de los equipos y objetos que hay en él. Sin embargo, hay quienes por desconocer el lugar o el espacio no tienen muy claro el inventario de cosas que puedan haber en él.
Por esta razón, resulta conveniente pensar en tres posibles destinos para cada uno de los objetos que hay en el lugar y luego realizar la clasificación.
Por ejemplo, se puede destinar un espacio para aquello de lo que quieres deshacerte, otro para lo que se quiere conservar, por último, las cosas que se pretenden vender (este último puede incluso alojar una subclasificación que es la de los equipos para reparar y vender). De esa forma estarás aprovechando el tiempo dedicado al trabajo de limpieza y vaciado.
Una vez tenida la clasificación se empieza con la limpieza y organización del espacio.2. Prioriza objetos según su tamaño y movilidad
Este consejo es fundamental a la hora de vaciar trasteros, ya que los profesionales que suelen realizar estas tareas tienen en cuenta los objetos grandes sobre los pequeños, sin considerar la movilidad que estos puedan tener dentro del espacio.
En ocasiones resulta conveniente ocuparse primero de las cosas pequeñas y dejar para el final lo más grande.
Por ejemplo, supón que el trastero está lleno de cosas: ropa que no usas, equipos electrónicos averiados, los adornos de navidad, artículos de temporada y, al final de todo, el trastero, oculto y obstaculizado por todo lo mencionado tienes una nevera sin usar, algunos neumáticos, la bicicleta, un escritorio y otros objetos de gran tamaño.
El sentido común te indica claramente que debes ocuparte primero de todo aquello que obstaculiza y que tenga mejor movilidad, o sea más fácil de transportar. Ya que ocuparse de los más grande para dejar las cosas pequeñas al final, en este escenario no es conveniente.

 

3. Ten a mano bolsas para escombros y objetos pesados
Este tipo de bolsas son esenciales para realizar este trabajo. Son grandes, fuertes y, sobre todo, útiles, ya que pueden identificarse fácilmente y con ello señalar el tipo de basura que se está desechando.
Quita de tu trastero aquellos objetos que no piensas usar, la bolsa para escombros está destinada para que sea su destino final. Piensa que si durante todo ese tiempo que ha permanecido ese objeto tirado o almacenado en el trastero nos has podido repararlo o darle alguna utilidad, lo mejor que puedes hacer es eliminarlo.

​Puede que a la hora de querer organizar tu casa te des cuenta de que tienes muchas cosas acumuladas en tu trastero y no sepas que hacer con ellas. Para ello, si lo necesitas puedes contratar a los profesionales de Vaciados Express quienes en un solo día recogerán y tirarán todo lo que ya no quieras, incluso muebles viejos. Solicita tu presupuesto de recogida de trastos y electrodomésticos, nosotros nos encargaremos del resto.