Los espacios laborales como las oficinas son lugares de constante actividad y trasiego. Un servicio de vaciado puede ser necesario por diversos motivos, dependiendo de la situación de cada cliente. Pero es ideal para realizar mudanzas de oficina o si quieres vender el inmueble; también en caso de reformas parciales, permite hacer una obra rápidamente y con comodidad; para una limpieza a fondo, si hubo un evento traumático, como incendio o inundaciones.
​Así sea por un mantenimiento, reforma o reparación de la oficina, este servicio se encarga de despejar de forma ordenada el área y de desechar los residuos en los puntos limpios indicados.

cómo vaciar una oficina

Cómo preparar la oficina para el vaciado

Es esencial la preparación previa al vaciado. Lo primero que haremos será llevar a cabo una planificación para reducir al mínimo tiempo posible ordenar, desinstalar y retirar todos los equipos, mobiliario y documentación para que mientras dure el vaciado de la oficina el parón de actividad se reduzca también en tiempos. Hay algunos consejos que podemos seguir para preparar el vaciado de la oficina y agilizar el trabajo:

 

  • Es recomendable empezar por la documentación importante; durante un vaciado o mudanza no queremos que ningún documento importante se extravíe o pierda. De modo que toda la documentación importante de la oficina debe clasificarse y almacenarse debidamente en archivadores y cajas; para que su traslado sea seguro y sin complicaciones. Este es un buen momento para organizar la documentación, desechar todo lo que no sea necesario y renovar nuestro sistema de archivo.
  • Los equipos técnicos como ordenadores, fotocopiadoras, etc. son equipos delicados y bastante caros. Por ello es necesario que nos encarguemos de organizarlo todo para facilitar el vaciado. Planear qué equipos queremos que se almacenen primero y establecer prioridades a la hora de almacenarlos correctamente nos ayudará no solo a facilitar el vaciado, sino a poder volver a instalar los equipos de forma fácil y ordenada. Para realizar esto es muy útil llevar a cabo un etiquetado de los equipos en el que especifiquemos a qué departamento pertenecen, incluso a que trabajador en concreto.
  • El mobiliario suelen ser los objetos más voluminosos que habrá que sacar de la oficina. Hacer un inventario con el número de escritorios, sillas, estanterías, etc. será de gran utilidad para saber cómo almacenarlo todo correctamente y sin que sufra desperfectos.
Una vez organizado todo lo anterior, es hora de evacuar todo lo que ya no quieres en la oficina. Para ello, lo más eficaz es contratar un servicio especializado en vaciados de oficinas. El siguiente paso, sería contar con vehículos de medio o gran tamaño en los que se pueda transportar todo, incluyendo las cajas con objetos que quieras conservar, trasladar, tirar, etc.
 
 Seguro que tienes un millón de cosas en la cabeza, traslado de equipos, información, personal, etc., de lo último de lo que quieres estar pendiente es de cómo preparar la oficina para el vaciado total. Por este motivo, para que este proceso te sea más leve deja esa responsabilidad en manos de expertos, en Vaciados express te ofrecemos un servicio profesional y personalizado. Solicita aquí tu presupuesto para el vaciado, nosotros nos encargaremos del resto.