Os traemos una nueva edición de nuestras ideas de reciclaje creativo: manzanas decorativas con botellas de plástico.

Únicamente necesitaremos: dos botellas, una pajita, cartulina, pegamento, destornillador, cuchillo y tijeras.

Decorar la casa con botellas recicladas

Paso 1. Coge las botellas (que sean del mismo color. Si las tienes transparentes, podremos utilizar témperas comunes para darles el color o decoración que queramos) y recorta sus partes inferiores (es decir, los ‘culos’ de las botellas) de forma que encajan una con la otra como vemos en la foto superior. Con una lima de uñas puedes limar la abertura por si queda algún pequeño pico después de hacer el corte.

Paso 2. Con un destornillador, haz un pequeño agujero en la parte de arriba (con las piezas ya juntas…es decir, en la parte superior de la manzana, donde va el tallo) e introduce la pajita dentro (la pajita has de cortarla si es muy larga).

Paso 3. Para hacer la hoja emplearemos una cartulina u otra botella (de color verde). En ambos casos, dibujaremos una hoja sobre la cartulina o trozo de botella y la recortaremos con las tijeras para, posteriormente, pegarla en la mitad de la pajita.

Y, así de fácil, tendremos una manzana decorativa en la que incluso podremos guardar monedas o joyas, y contribuiremos a darle una nueva vida a un objeto ya inservible. ¡A reciclar!

quiero un presupuesto