Los expertos recomiendan que los colchones deben reemplazarse cada 8 años, esto quiere decir que en algún momento necesitarás deshacerte de tu colchón usado. Cuando llegue el momento de reemplazar tu colchón, la opción más rápida y práctica será contactarte con una empresa profesional de vaciado, de lo contrario, puedes optar por una de estas cinco opciones de desecho:

eliminar-colchon-con-vaciado-profesional

Reutiliza tu colchón:

La primera opción que deberías contemplar sería reutilizar tu colchón usado, pon en marcha tu creatividad y encuentra una nueva función a tu colchón. Si la transformación de este no es una opción, asegúrate de que el colchón aún es útil y se encuentra en buenas condiciones para abordar las siguientes opciones.

Dona tu colchón:

Estando tu colchón usado en condiciones aceptables, puedes buscar una persona que necesite el colchón y lo recoja. Si no conoces a alguien que quiera tu colchón usado, puedes contactarte con iglesias, albergues, refugios u organizaciones benéficas que de seguro aceptarán tu colchón.

Vende tu colchón:

Si el motivo de cambio de tu colchón es por condiciones ajenas a su deterioro, tales como una mudanza, cambio de cama o no lo puedes usar más, existen plataformas de anuncios de segunda mano muy útiles para encontrar colchones baratos. El precio dependerá de su estado, tamaño y antigüedad del colchón.

Asegúrate de que la etiqueta de seguridad contra incendios aún esté intacta cuando dones o vendas tu colchón. Algunas personas u organizaciones no aceptarán tu colchón viejo si no cuentan con tu etiqueta. 

Deja tu colchón usado con comerciantes o minoristas:

Si vas a comprar un nuevo colchón, puedes pedirle al vendedor que te retire tu colchón viejo, de esta manera, una vez recibes el producto nuevo te deshaces del anterior. Aunque los comercios no están obligados a recoger los colchones, algunos ofrecen el servicio de manera voluntaria, gratis o pago, para incentivar las ventas. Cuando vayas a comprar tu nuevo colchón pregunta si la tienda cuenta con este servicio.

Lleva tu colchón viejo a un punto limpio:

Seguramente la primera idea que pasó por tu mente fue llevar tu colchón viejo a un punto limpio en tu coche y, aunque esta solución es efectiva, puede ocasionar muchos dolores de cabeza, ya que lo más probable es que tu colchón viejo no entre en tu coche y su manipulación sea incómoda.

Si tu negocio debe deshacerse de un colchón, llama al ayuntamiento para saber cuándo es la siguiente recogida de muebles viejos por la zona y así prepararlo con anticipación. Verifica el coste de este servicio por parte del ayuntamiento, pues podrá encontrar otras opciones según su presupuesto. Un servicio privado, aunque puede costar un poco más, generalmente podrá recolectar su colchón mucho más rápido y también podrá desechar más cosas al mismo tiempo.

Contrata una empresa profesional para desechar tu colchón viejo:

Como lo decíamos anteriormente, la forma más rápida y conveniente de deshacerte de tu colchón viejo es a través de una empresa profesional de vaciados. En ocasiones, el ayuntamiento no dispone de servicios de recogida de objetos voluminosos y deberás optar por otras opciones. Las empresas profesionales como Vaciados Express te ofrecen el servicio en el tiempo que dispongas y recogerán además del colchón, los demás enseres, muebles y objetos que ya no utilices a un precio accesible. Los profesionales sacarán del interior de la propiedad los desechos sin costo adicional y se encargarán del correcto proceso de desecho.

¿Los colchones se pueden reciclar?

Reciclar un colchón requiere deconstruir el colchón real para recuperar elementos como los resortes / espirales, espuma y telas que pueden reprocesarse para fabricar nuevos artículos o usarse como aislamiento. Tardan más de diez años en descomponerse y contaminan el suelo y el agua subterránea en el proceso como resultado de sus partes no biodegradables. Por estas razones, el reciclaje no es una opción rentable.

quiero un presupuesto GRATIS