Siguiendo con nuestros consejos sobre dónde podéis tirar todo aquello que ya no os sirva, en su sitio adecuado y sin perjudicar en la medida de lo posible al medio ambiente, hoy os contamos qué podéis hacer con toda esa ropa que ya no os vale o no os gusta.

Lo primero, sé solidario
Siempre habrá alguien que pueda usar la ropa que tú ya no usas, siempre y cuando no esté demasiado deteriorada. Además, con el azote de la crisis en nuestro país, cada vez hay más gente que necesita ayuda por pequeña que sea. En todas las localidades hay contenedores especiales para la ropa, si no, pregunta en tu ayuntamiento.

Los centros religiosos también recogen ropa usada, además de otras asociaciones y ONG’s que seguro encontrarás cerca de tu casa.

Piensa también en aquellas personas cercanas a ti que quizá puedan sacar provecho de esa ropa. A lo mejor crees que ya no sirve, pero tienes en tu familia o círculo de amigos alguien que puede hacer maravillas con la ropa usada, convirtiéndola en otra cosa…o hasta en trapos 🙂

Y si no…
Si la ropa está demasiado deteriorada, siempre puedes acudir a un Punto Limpio.

vaciados de casas express
quiero un presupuesto