¡Hola a todos! Con el paso de los años, la tecnología ha ido modernizando nuestra vida, y actualizando aquellos aparatos con los que convivimos a diario, creando nuevas necesidades y sustituyendo otras. Si en los 90 el vídeo Beta vio cómo VHS se hacía con el mercado, ahora es este formato el que está prácticamente desaparecido por la irrupción del DVD y el Blu-Ray.

Por esta razón, y porque seguro que, como nosotros, aún almacenáis decenas (¡o cientos!) de cintas VHS en vuestras casas, hoy os contamos dónde deshaceros de ellas.

Lo primero: el error común. Al tratarse la caja que cubre la cinta de material plástico, tendemos a tirar los VHS en el contenedor amarillo. Sin embargo, esto rompe la cadena de reciclaje, ya que la película interna no es adecuada para este contenedor. La solución más fácil es llevarlas a un punto limpio, donde sí disponen de depósitos especiales para ellas.

Otra opción es donarlas. Parece mentira en la era digital, sin embargo, seguro que las cintas originales pueden servir en bibliotecas o asociaciones. Prueba, porque nunca sabes quién puede necesitarlas y a quién harás feliz.

Si tienes espíritu de artista, siempre puedes usarlas para decorar ropa o tu propia casa. Bien la carcasa de plástico o bien la película en sí, con la que puedes hacer, por ejemplo, lazos para envolver regalos. ¿Qué ideas se te ocurren?

vaciados de casas express
quiero un presupuesto GRATIS