La obsolescencia programada no solo ha tenido grandes efectos en las ventas de las compañías. También (y mucho) aunque no se vea a simple vista, poco a poco se ve el fruto de esta práctica en nuestro medio ambiente ¿Cuándo vamos a parar?

Los humanos somos cortoplacistas por excelencia. Vivimos en el aquí y el ahora y las decisiones que tomamos las basamos en eso, nuestro propio beneficio presente. Resulta que vivimos en la época en la que la tecnología avanza más rápido que nunca, sin embargo las cosas duran menos. Esto no es ninguna casualidad, seguramente la tecnología de móviles y portátiles que usamos ahora existe hace muchos años pero las empresas se las han ingeniado para lanzarla de poco en poco, así nos sacan más dinero y nosotros hemos caído redondos en la trampa.

Lo que antes duraba 10-5 años hoy queda obsoleto en la mitad de tiempo y el sistema está diseñado de tal forma que aunque lo intentes, alguna pieza, algo del sistema o un nuevo cable hará que no tengas como repararla con la excusa de que «sale más económico comprar una nueva». Y sí que es verdad, pasa con los móviles que ni bien se rompe la pantalla te ofrecen uno nuevo con la oferta de tu vida que no puedes rechazar pero ¿a qué precio?

vaciados de casas express

Para que tengas una idea, existe lo que se conoce como el séptimo continente que es una isla única y exclusivamente para nuestros residuos. En 20, 30 o 40 años ¿Dónde va a caber tanto trasto? Terminaremos sumergidos en un mar de la basura que nosotros mismos hemos creado.

Gran parte de estos residuos son los trastos electrónicos que por sus materiales, deben ser desechados de una forma específica, en lugares autorizados para asegurar que se pueda aprovechar toda la materia prima que por cierto, es altamente tóxica y contaminante. En España el nivel del reciclado correcto de este tipo de desechos no supera el 20% y eso se debe a que muchas compañías chapuzas y trabajadores informales de chatarra buscan estos aparatos para sacar los materiales valiosos y el resto lo dejan tirado. Por eso es importante informarte bien sobre la compañía que contratas o los lugares en los que se dejan estos trastos electrónicos para estar seguros de que recibirán el tratamiento adecuado que sea lo menos perjudicial para el planeta.

¿Qué puedes hacer?
Pues aunque no lo creas, la suma de pequeños esfuerzos como estos pueden tener un gran impacto. Primero, como regla básica de vida es no llenarte de trastos innecesarios. Hay sobreproducción de miles de objetos innecesarios que por ser baratos y bonitos queremos comprar y que realmente no utilizamos. Menos es más, compra solo lo que necesites.

En segundo lugar, haz un análisis de si vale la pena arreglar un electrodoméstico antes de tirarlo, ya que en algunos casos puede ser buena idea y evitas generar desperdicios por gusto. Ahora, si irremediablemente te toca tirar algo asegúrate de que lo haces de la forma correcta. Existen empresas como Vaciados Express que te ayudan a tirar las cosas en el Punto Limpio más cercano. Las recogen en tu casa cuando les indiques y se aseguran de que los trastos sean reciclados adecuadamente para evitar generar más desperdicios que afecten el medio ambiente.

Ya lo sabes, cuando necesites tirar trastos hazlo de la forma correcta. Solicita online un presupuesto de recogida de trastos y no tendrás de qué preocuparte.

quiero un presupuesto