Relojes con cd’s usados

Hace unas semanas os contábamos qué hacer con los discos usados. Hoy damos una vuelta de tuerca al reciclado tradicional y os traemos un pequeño tutorial para hacer unos preciosos relojes con nuestros viejos Cd’s o vinilos, como este:

La decoración

Para empezar, tenemos dos opciones:

Una, recortar una cartulina en forma de circunferencia del mismo tamaño que el CD o vinilo y pegarla por encima con pegamento (líquido, recomendamos) y decorar directamente sobre la cartulina con rotuladores, témperas o lo que queramos. O incluso imprimir fotos de nuestros seres queridos. En el caso del CD, al ser transparente, también podemos decorar la cartulina y luego pegarla por el lado pintado en la parte posterior del CD: se verá igual y el dibujo estará más protegido.

O dos, utilizar un estropajo de níquel húmedo para eliminar el dibujo del CD y después pasarle un poco de alcohol para eliminar todo el resto. Para decorar, lo haremos sobre la superficie (sin cartulina ni nada) con pintura acrílica. Podemos usar un gel vitrificante junto a la pintura para darle un aspecto más elaborado al estilo vidriera (lo encontraremos en papelerías grandes sin problema).

IMPORTANTE: Cualquiera de las dos opciones tiene un requisito imprescindible: Dar rienda suelta a nuestra imaginación a la hora de decorar.

Los números

Para los números podemos usar cualquier material de pintura -rotuladores, tizas, pintura acrílica…). Toma como referencia un reloj real para cuadrar bien los espacios.

Deja secar siempre cualquier dibujo que hagas, especialmente si has empleado témperas o pintura acrílica.

El mecanismo

El mecanismo podemos extraerlo de un reloj de pared viejo y colocarlo exactamente de la misma forma. Es decir, para quitarlo del reloj antiguo le sacamos las agujas, extraemos la caja y la ponemos en la parte posterior de nuestro reloj-cd y las agujas las colocamos en la parte frontal, enganchándolas en el mecanismo a través del agujero del CD.

Si no tenemos un reloj viejo al que poder extraerle el mecanismo, podemos adquirir uno desde precios muy baratos (a partir de 3 € en adelante) en papelerías que tengan sección de manualidades o en algún establecimiento de artesanía relojera (fornituristas) que seguro tienes en tu ciudad. Para colocarlo, lo haremos de la misma manera, colocando las agujas por la parte frontal conectándolas por el agujero con el mecanismo.

Con creatividad y paciencia, lograrás tener unos relojes tan chulos como estos:

vaciados de casas express
quiero un presupuesto