11 de marzo es una fecha que sin lugar a dudas ya esta grabada en el imaginario de los españoles desde la terrible masacre de los atentados de Madrid. Pero desde hace 4 años el pueblo japonés también tiene marcado este día en rojo en el calendario, en su caso debido al terremoto y posterior tsunami que asoló el país, teniendo entre sus principales consecuencias el como se vio afectada la planta nuclear de TEPCO en Fukushima y la derivación en los vertidos nucleares que se produjeron de consecuencias irreparables y de las que todavía desconocemos todo su alcance.

La problemática de la limpieza de residuos nucleares

Por eso hoy queremos a través de este post hablar acerca de cómo es el tratamiento de residuos nucleares actualmente y cuales son las soluciones que se están planteando de cara al futuro. A día de hoy los residuos generados debido a la creación de energía nuclear consiste en la mayoría de los casos en colocarlos en contenedores especiales los cuales están reforzados específicamente para este uso y sometidos a enfriamiento para así controlar su temperatura y evitar fisuras en su almacenamiento, si bien es cierto que esta es una solución temporal y conlleva la problemática de tener un control exhaustivo sobre los recipientes y evitar fugas así como el riesgo que supone el transporte de los mismos, por eso las centrales nucleares disponen de almacenes cerca de las centrales y evitar este factor de peligro.

De cara al futuro cobra fuerza la idea del Almacenamiento Geológico Profundo, lo que supone, como su propio nombre indica, crear espacios a gran profundidad dentro de la tierra donde se puedan almacenar los residuos y crear vertederos definitivos. El problema en este caso reside en que es muy importante buscar emplazamientos muy seguros geográficamente para evitar movimientos de tierra y que suponga un vertido de consecuencias irreparables para el medio ambiente y la población.

quiero un presupuesto