Parece que fue ayer cuando comprar un móvil nuevo era la decisión de nuestras vidas. Escoger el modelo era un proceso digno de análisis que tardaba varias semanas, ya que la marca que escogiéramos sería la que nos iba a acompañar durante los próximos dos años (por lo menos). Más o menos igual pasaba con casi todos los electrodomésticos y aparatos electrónicos de nuestro hogar. Nada se tiraba hasta que se hubiera comprobado que no había forma de repararlo.

En los últimos 10 años nuestros hábitos de consumo han cambiando completamente. Estamos acostumbrados a renovar constantemente la tecnología, compramos por impulso y no nos aferramos demasiado a nada porque sabemos que en cuestión de meses todo puede cambiar. Este estilo de vida puede resultar un poco agobiante pero consciente o inconscientemente somos parte de él y será muy difícil escapar del sistema de obsolescencia programada.

Esta última década varios objetos que solíamos usar con alta frecuencia han quedado obsoletos. Por eso, hemos creado este post para darles el último adiós y recordarlos por última vez antes de que el modo acelerado en que vivimos poco a poco los vaya borrando de nuestras memorias.

vaciados de casas express

Objetos que van a desaparecer

Las cabinas telefónicas
¿Te has puesto a pensar cómo hacíamos para comunicarnos antes de que existieran los teléfonos móviles? ¡Qué paz debía sentirse! Íbamos por la vida sin ver fotografías de lo que nuestros amigos comieron esa tarde y podían pasar meses hasta que nos enteráramos de rupturas amorosas de conocidos. Es casi imposible estar incomunicado hoy en día por lo que las cabinas telefónicas pasaron de ser una herramienta útil para convertirse en un desperdicio de espacio en las calles (a menos de que vivas en Londres). Muchos Ayuntamientos están ejecutando planes para deshacerse responsablemente de estas cabinas por lo que es probable que a final de año te cueste encontrar una.

Cassettes y disquettes
Con toda la música que puedes encontrar en la nube la idea de un cassete resulta casi arcaica. Es muy probable que a una persona nacida después de los años 90 le cueste identificar para qué sirve aquel aparato. De la misma forma los disquettes, que solo quedan para realizar arte con materiales reciclados porque incluso la capacidad de memoria con la que cuentan resulta irrisoria.

Cámaras de rollo
De hecho, las cámaras digitales poco a poco están desapareciendo gracias a la evolución de la tecnología fotográfica en los teléfonos móviles. Por lo tanto, ni hablar de las cámaras de rollo. Algunos grupos de hipsters que defienden la tecnología análoga están tratando de impedir la inminente muerte de esta tecnología pero tarde o temprano le llegará la hora, quizá antes de lo que esperan.

Bajo nuestra filosofía de estilo de vida minimalista en el que buscamos tener una vida más simple sin exceso de trastos, no vamos a decirte que no te compres el último móvil (si es que tienes las posibilidades económicas para hacerlo) o que vayas en contra del sistema.
Solo te recomendamos ser un poco más consciente con tus hábitos de consumo y que cada vez que compres algo nuevo te asegures de donar, reciclar o tirar de forma responsable dos objetos de tu hogar para que siempre haya un equilibrio.

También te recomendamos realizar una vez al año una limpieza del trastero y de todas las habitaciones de tu hogar para que busques aquellas cosas que guardas y que no necesitas ya que pueden servir a otros o convertirse en materia prima. Si quieres tirar electrodomésticos o deshacerte de trastos que ya no usas cuenta con el equipo de Vaciados Express para que te echemos una mano para llevar lo que ya no necesitas al Punto Limpio más cercano para que sean correctamente reciclados. Solicita sin compromiso un presupuesto de recogida de trastos y empieza hoy a ser más consciente de los objetos que traes a tu vida.

quiero un presupuesto