Oh Navidad, época de amor, paz, comida y trastos. El afán por tener algo en las manos cuando visitas alguien en estas fiestas hace que caigamos en el cliché de regalar cualquier cosa con tal de no quedar mal. Para dar un buen regalo hay que conocer a la persona, saber sus gustos o simplemente esforzarse un poco por descubrir qué puede ser útil para esa persona, basta con una ojeada a su página de Facebook para tener una idea. Pero no, en vez de hacer esto vamos al chino o a cualquier tienda en el camino y agarramos la primera cosa a buen precio, se la envuelve y rezamos porque lo abran cuando nos hayamos ido. ¿Por qué regalar trastos? Déjanos guiarte un poco y conoce los peores regalos que puedes dar en Navidad para que la próxima vez evites comprarlos.

vaciados de casas express

Figurines
¿A quién le hace falta un cupido cutre para adornar el salón? Por favor, los figurines están pasados de moda, se llenan de polvo y a menos que seas decoradora de interiores, suelen desentonar con el resto de objetos en el hogar ¡No lo hagas!

Calcetines: 
No hay mejor forma de decir “me importa poco tu amistad” que regalar un par de calcetines como si de un reloj de oro se tratara. Este es el regalo más cómodo que denota una completa falta de interés por la persona a la que se lo regalas. Evita los calcetines y de hecho, cualquier tipo de ropa a menos que conozcas mucho el estilo de quien visitas y sepas que le encantará, además las tallas son todo un rollo.

Libros de autoayuda
Gracias por preocuparte de mi psiquis mental, pero hace falta estar mal de la cabeza para dar este tipo de regalos así que mejor quédatelo tú. Un libro de autoayuda puede ser ofensivo y  hasta metiche. A menos que tengas mucha confianza con la persona, queda muy mal hacer este tipo de obsequios.

Perfumes  baratos
Que bien podrían ser llamados repelentes humanos. Esos perfumes que encuentras por menos de 5€ y que por su olor deben estar hechos en alguna fábrica de desechos tóxicos. Regalar estos perfumes es una ofensa y para llegar con ellos mejor tener las manos vacías.

Si en este caso tú eres la víctima de este tipo de regalos cutres y de mal gusto, deja que te echemos una mano. Con nuestro servicio de recogida de trastos nos llevamos todo lo que no necesitas y te ocupa espacio: muebles viejos, electrodomésticos, ropa y cualquier objeto que ya no quieras guardar. Solicita online un presupuesto de recogida de trastos y desaparece de tu vista lo que no usarás más.

quiero un presupuesto GRATIS