Puedo aceptar tirar el sofá que ya no usamos, incluso las sillas y mesas que teníamos en la terraza y ahora están llenándose de polvo en el trastero, también el colchón que tenemos apoyado en la pared del cuarto de invitados pero, lo que no voy a hacer de ninguna manera es deshacerme de mi viejo sillón. Puedo contratar una recogida de trastos a domicilio y se llevarán todo lo que me sobra pero jamás mi sillón.

vaciados de casas express

Ahí le tenéis, mi mujer no lo soporta y lo ha sacado a la calle a ver si se lo llevan, dice que no lo aguanta un minuto más en casa. Con la excusa de que nos pondrían una multa me he apresurado y lo he metido dentro de casa nuevamente, salvado, hasta la próxima…

Es que no comprendo cómo nadie puede entender que hay cosas materiales en nuestras vidas a las que podemos tener tanto aprecio como a un familiar o amigo. Cuántas tardes hemos pasado mi sillón y yo… Viendo el fútbol con una bolsa de patatas fritas de por medio (él también participaba de mis snacks ya que más de una vez algún resto iba a parar a su «delicado» tejido de sillón confortable). Hemos compartido largas siestas tras las que yo me levantaba con el cuello dislocado pero no importaba ¡Qué a gusto y qué buen rato habíamos pasado mi sillón y yo! Largos momentos juntos leyendo, qué decir de todos esos momentos compartidos con la prensa o un libro en mano y los pies sobre la mesa…

Pues nada, parece que a nadie le importan, hemos decidido mi mujer y yo hacer un vaciado de la casa, y es que es verdad que tenemos muchos trastos viejos que ocupan espacio y no utilizamos, pero me niego en rotundo a deshacerme de mi sillón. Vale que tiene 15 años, vale que ya no encaja con la decoración de la vivienda y vale que tenemos un nuevo, cómodo y estéticamente precioso sofá para disfrutarlo pero, yo sigo prefiriendo mi viejo sillón, por lo menos a ratos. Tampoco pido tanto ¿no?

La semana que viene, Vaciados Express nos va a realizar un vaciado de la casa, es decir, van a hacer una recogida de muebles y trastos que ya no utilizamos y los llevarán al punto limpio en el día; me parece estupendo, es más apoyo la decisión de contratar el vaciado de la casa pero, mi viejo sillón no se lo van a llevar. Ya veré cómo me las apaño pero se puede poner mi mujer como quiera que el sillón se queda aquí, que se lleven el resto de trastos pero no mi sillón, que se queda aquí y punto.

Si tú también necesitas un vaciado de la vivienda para ganar en espacio y calidad de vida contrata los servicios de Vaciados Express, profesionales de la recogida de trastos en un sólo día, ellos acuden a la vivienda en el día y hora indicados y realizan el vaciado en ese mismo día. Pide presupuesto para la recogida de trastos de la vivienda y gana en espacio y comodidad.

quiero un presupuesto