Experimentar un incendio en la casa es algo difícil y abrumador. Todo lo que tienes puede desaparecer en cuestión de segundos y poner en peligro tu vida. Un incendio en un hogar, ya sea que vivas en un apartamento o en una casa multifamiliar, puede causar daños graves. El edificio y muchas de las cosas en tu hogar pueden haber sido gravemente dañados por las llamas, el calor y el humo. Encontrarás que las cosas que el fuego no quemó ahora están arruinadas por el humo y llenas del químico del extintor. Te llevará un tiempo adaptarte y sentir que puedes hacerle frente. Después de un incendio, es muy importante saber qué hacer para protegerte y proteger a los demás de cualquier posible daño adicional. Esperamos que esta información te ayude a reducir tus pérdidas y ayude a acelerar tu regreso a un estilo de vida normal.

vaciados de casas express

Consejos para actuar tras un incendio

Consejos a seguir tras un incendio

Los alimentos que están expuestos a productos químicos deben desecharse. Lava los productos enlatados y los frascos con detergente y agua. Si las etiquetas se salieron, marca en la lata lo que es. Evita usar productos enlatados que estén abultados, abollados u oxidados.

Si la comida de tu refrigerador o congelador tiene mal sabor u olor cuando está preparada, no debe comerse. Si el congelador ha dejado de funcionar, aún puedes salvar los alimentos congelados:

  • Mantén el congelador cerrado.
  • Tu congelador tiene suficiente aislamiento para mantener los alimentos congelados durante uno o dos días.
  • Si hay cristales de hielo en las verduras puedes volver a refrigerarlas.
  • No vuelvas a congelar las verduras si se han descongelado por completo.
  • Las carnes pueden volver a congelarse si quedan cristales de hielo, pero deben cocinarse bien antes de comer.
  • Si la comida se ha descongelado: las frutas y verduras, así como los alimentos almacenados en recipientes permeables como el cartón y los frascos y botellas con tapa de rosca, deben desecharse.

Refrigeradores y congeladores: Para eliminar el olor de tu refrigerador o congelador, lava el interior con una solución de bicarbonato de sodio y agua o usa una taza de vinagre o amoníaco disueltos en 4 litros de agua. Coloca una caja abierta de bicarbonato de sodio o un trozo de carbón en el refrigerador para absorber el olor.

Utensilios de cocina / platos: Remoja los platos en una solución de 1 cucharada de lejía en 4,5 litros de agua durante 30 minutos antes del lavado. Lava los platos, ollas, sartenes y cubiertos, en agua caliente con jabón. Enjuaga con agua caliente.

Ropa: A veces se puede lavar el olor a humo y el hollín de la ropa siguiendo estas instrucciones:

  • 4-6 cucharaditas de fosfato trisódico (se puede comprar en tiendas de pintura).
  • 1 taza cualquier blanqueador doméstico.
  • 4 litros de agua tibia.
  • Mezcla bien, añade la ropa, enjuaga con agua limpia, seca bien.
  • Una forma efectiva de eliminar el moho de la ropa es lavar la mancha fresca con jabón y agua tibia, enjuagar y luego secar al sol. Si la mancha no ha desaparecido, usa zumo de limón y sal o una solución diluida de blanqueador doméstico.
vaciados de casas express

Cuero: Los artículos de cuero seco deben mantenerse lejos del sol y el calor. Limpia los artículos de cuero con un paño húmedo y luego con un paño seco. Rellena las carteras y los zapatos con papel de periódico para conservar la forma. Déjalos en un espacio abierto. Cuando el cuero esté seco, límpialo con jabón para sillas de montar. Enjuaga el cuero y las chaquetas de gamuza en agua fría y deja que se sequen lejos del sol.

Paredes pintadas: Para eliminar el hollín y el humo de las paredes, mezcla: 4-6 cucharadas de fosfato trisódico y 4,5 litros de agua. Usa guantes y gafas de goma. Lava un área pequeña a la vez trabajando desde el suelo hacia arriba. Los techos te tomarán un poco más de tiempo. Enjuaga bien. Vuelve a pintar cuando esté completamente seco.

Suelos: Usa jabón de lino en suelos de madera y linóleo. Pule y vuelve a encerar.

Moquetas: Se sugiere una máquina de limpieza de alfombras con aspiradora que tenga extractor de agua. Sigue las instrucciones del fabricante para obtener información sobre cómo limpiar y conservar alfombras, llama a tu distribuidor o instalador de alfombras o a un profesional calificado en limpieza de alfombras.

Alfombras: Aspíralas y luego lávalas con champú, y ponlas a secar.

Muebles de madera: Limpia toda la suciedad, fregando los muebles de madera o los accesorios con un cepillo duro y una solución de limpieza. Retira los cajones y límpialos por separado. Por último, esparce bórax en la madera para protegerla del moho.

Electrodomésticos: Lo mejor es que un perito revise los electrodomésticos para que se cerciore de que aún funcionan y que no representan un peligro.

Si el gas o electricidad se apagan durante el incendio, llama a la compañía eléctrica o de gas para restaurar estos servicios; no intentes hacerlo tú mismo. Un fontanero o electricista con licencia debe hacer las reparaciones antes de que se pueda restaurar el servicio.

Un incendio es a veces muy devastador y peligroso, pero lo más importante es hacerle frente para que recobres la normalidad. Si no tienes idea de que hacer tras un incendio contacta al equipo de Vaciados Express. Nos encargaremos de sacar de tu vivienda todo aquello que haya sido arruinado por el fuego, sin que tú tengas que hacer ningún esfuerzo. Solicita un presupuesto de recogida de trastos sin compromiso y nuestros operarios se encargarán de trasladar todo aquello que no te sirva al Punto Limpio más cercano.

quiero un presupuesto