Las personas con trastorno de acumulación ahorran en exceso artículos que otros pueden considerar inútiles. Tienen dificultades persistentes para deshacerse o separarse de sus posesiones, lo que genera un desorden que interrumpe su capacidad para usar sus espacios de vida o de trabajo.

Acumular no es lo mismo que coleccionar. Los coleccionistas buscan artículos específicos, como modelos de coches o sellos, y pueden organizarlos o exhibirlos. Las personas con trastorno de acumulación a menudo guardan artículos al azar y los almacenan de la misma manera, al azar. En la mayoría de los casos, guardan artículos que creen que pueden necesitar en el futuro, que son valiosos o tienen valor sentimental. Algunos también pueden sentirse más seguros rodeados de las cosas que guardan.

Se estima que el trastorno de acumulación ocurre en un 2 a 6 por ciento de la población y a menudo conduce a una angustia sustancial y problemas de funcionamiento. Algunas investigaciones muestran que el trastorno de acumulación es más común en hombres que en mujeres. También es más común entre las personas mayores: tres veces más adultos de 55 a 94 años se ven afectados por el trastorno de acumulación en comparación con los adultos de 34 a 44 años.

Consecuencias de la Disposofobia

El trastorno de acumulación puede causar problemas en las relaciones, las actividades sociales y laborales y otras áreas importantes de funcionamiento. Las posibles consecuencias de un acaparamiento grave incluyen problemas de salud y seguridad, como peligros de incendio, peligros de tropiezos y violaciones del código de salud. 

También puede llevar a tensiones y conflictos familiares, aislamiento y soledad, falta de voluntad para que alguien más ingrese a la casa e incapacidad para realizar tareas diarias como cocinar y bañarse en el hogar.

Diagnóstico del trastorno o acumulación

Las personas con trastorno de acumulación tienen dificultades para descartar artículos debido a la fuerte necesidad percibida de guardarlos y / o la angustia asociada con el descarte. Los síntomas resultan en la acumulación de una gran cantidad de posesiones que congestionan y desordenan las áreas habitables del hogar o el lugar de trabajo y las vuelven inutilizables.

Los síntomas específicos para un diagnóstico de acaparamiento incluyen:

  • Problemas duraderos para tirar o regalar posesiones, independientemente de su valor real.
  • Los problemas se deben a una necesidad percibida de guardar los artículos y a la angustia relacionada con separarse de ellos.
  • Los artículos llenan, bloquean y desordenan los espacios de vida activos para que no se puedan usar, o el uso se ve obstaculizado por la gran cantidad de artículos (si los espacios de vida están despejados, se debe a la ayuda de otros).

El acaparamiento causa gran angustia o problemas sociales, laborales u otras áreas importantes de funciones (incluido el mantenimiento de un entorno seguro para uno mismo y los demás).

Muchas personas con disposofobia también experimentan otros trastornos mentales, como depresión, trastornos de ansiedad, trastorno por déficit de atención / hiperactividad o trastorno por consumo de alcohol.

Causas y factores de riesgo de la Disposofobia

No se sabe qué causa el trastorno de acumulación o disposofobia, pero los investigadores han identificado una serie de factores de riesgo. El acaparamiento es más común entre las personas con un miembro de la familia que también tiene un problema de este tipo. 

También se ha descubierto que las lesiones cerebrales causan síntomas de acumulación en algunos pacientes. Un evento estresante de la vida, como la muerte de un ser querido, también puede desencadenar o empeorar los síntomas del acaparamiento.

El trastorno de acumulación también se asocia con distintas anomalías de la función cerebral y el rendimiento neuropsicológico, distintas de las observadas en personas con TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) u otros trastornos.

Los síntomas del acaparamiento, como la dificultad para desechar artículos, generalmente comienzan durante la adolescencia. La edad promedio de aparición de los primeros síntomas es de 13 años. Si no se trata, el trastorno de acumulación tiende a ser crónico, a menudo se vuelve más severo durante décadas, a medida que se acumula más y más desorden, causando más y más disfunciones. El reconocimiento, el diagnóstico y el tratamiento tempranos son fundamentales para mejorar los resultados.

Tratamiento de la Disposofobia

El tratamiento puede ayudar a las personas con trastorno de acaparamiento a disminuir su ahorro, adquisición y desorden, y a vivir una vida más segura y placentera. Hay dos tipos principales de tratamiento que ayudan a las personas con trastorno de acumulación: terapia cognitivo-conductual (TCC) y medicación.

Durante la TCC, las personas aprenden gradualmente a desechar elementos innecesarios con menos angustia, disminuyendo su necesidad o deseo exagerado percibido de guardar estas posesiones. También aprenden a mejorar habilidades como la organización, la toma de decisiones y la relajación. Para algunas personas, los medicamentos son útiles y pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Si tú o alguien que conoces está experimentando síntomas de trastorno de acumulación o disposofobia, comunícate con tu (o su) médico o profesional de salud mental. En algunas comunidades, las agencias de salud pública pueden ayudar a abordar los problemas de acumulación y obtener ayuda para las personas afectadas. En algunos casos, puede ser necesario que intervengan las agencias de salud pública o de bienestar animal.
En cualquier caso, Vaciados Express está aquí para ayudar con la recogida y vaciados de trastos u objetos viejos e inservibles en el momento que sea necesario. 

Nuestro equipo de Vaciados Express sabe quién es el mejor en tu área para limpiar trasteros. Pide gratis y sin compromiso tu presupuesto de recogida de trastos y electrodomésticos y no te preocupes por nada. ¡Deja tu vaciado en manos de expertos!