Para cualquier padre que alguna vez se haya sentido como si se estuviera ahogando en un mar de juguetes o se preocupara de malcriar a su hijo desde el principio, piensa en Veruca Salt en la película «Willy Wonka y la fábrica de chocolate», esta revelación podría ser una buena noticia. La falta de opciones de juguetes en realidad puede conducir a una mejor experiencia de juego para los más pequeños, según un nuevo estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de Toledo.

vaciados de casas express

Cómo ordenar los juguetes de tus hijos con el método Marie Kondo

Muchos juguetes, poca diversión

Armados con una selección de juguetes, cuatro investigadores probaron la siguiente hipótesis: «Un entorno con menos juguetes dará lugar a una mayor calidad de juego para los niños pequeños». Tomaron muestras de un grupo de 36 niños pequeños de entre 18 y 30 meses (nueve niños y 27 niñas) y observaron sus patrones de juego dos veces: una vez cuando se presentó con un grupo de cuatro juguetes, y nuevamente con un grupo más grande de 16 juguetes.

Uno pensaría que más opciones equivaldrían a más diversión, pero cuando se presentaron con menos juguetes, los niños pequeños en realidad estaban más enfocados y eran más creativos. Resulta que menos juguetes permiten «juegos más profundos y sofisticados» y crean menos distracciones, según el estudio. Suena similar al método de Marie Kondo de solo mantener artículos que «provoquen alegría».

Lo principal para los padres es que, si les dan a sus hijos pequeñas oportunidades de jugar en un entorno con menos distracciones, incluyendo tener menos juguetes en un momento dado, pueden notar que sus hijos juegan con cada juguete por más tiempo y cada vez más formas creativas.

Los niños pequeños están comenzando a ganar el control sobre dónde dirigir su atención, y al igual que el resto de nosotros, son bastante susceptibles a las distracciones (también conocidos como juguetes brillantes). Cuando hay menos distracciones (incluida la tentación de otros juguetes divertidos), pueden enfocarse en el juguete que tienen entre manos. Esto les da tiempo para explorar todo lo que pueden hacer con él, jugando con él de maneras cada vez más elaboradas.

Si tienes hijos, entenderás cuando te decimos que es como estar viviendo con un acaparador. Hay cosas en todas partes, siempre estarás tropezando y cayendo por las cosas, y ¡ay de ti si tratas de ordenar las cosas! A continuación, te damos algunos consejos de cómo aplicar el método de Marie Kondo con los juguetes de tus hijos.

vaciados de casas express

Cómo aplicar el método de Marie Kondo con los juguetes de tus hijos

Antes de comenzar a ordenar los juguetes, acordamos una lista de artículos para descartar:

  • Juguetes rotos
  • Juguetes repetidos
  • Juguetes no seguros
  • Juguetes ruidosos
  • Juguetes no apropiados para la edad

Asegúrate de terminar solo con juguetes:

  • Juguetes que inspiran el juego imaginativo
  • Juguetes que son saludables para el planeta y la familia
  • Juguetes que provocan alegría

Una vez que establecidas las reglas básicas, reunimos todos los juguetes de la casa y los amontonamos en la alfombra de la sala. Luego separa los juguetes en subcategorías:

  • Juguetes pequeños
  • Rompecabezas
  • Juegos de mesa
  • Juguetes para el exterior
  • Peluches
  • Juguetes grandes

Designa una caja y establece una regla según la cual no puedas guardar más de lo que cabe en la caja. Al tener una caja lleno, tus hijos y tu sentirán el control de la clasificación. Este método es infalible, aumentará la creatividad de tus hijos y liberará tu hogar de un montón de cosas innecesarias que ocupan más espacio del que deberían.

Si ves que hay juguetes que tus hijos ya no quieren o trastos más grandes que tus niños no necesitan, deja que el equipo de Vaciados Express te eche una mano. Solicita sin compromiso un presupuesto de recogida de trastos y estaremos en tu domicilio durante todo un día para llevarnos aquellos objetos para los que ya no tienes espacio. No hagas ningún esfuerzo extra y contrata a profesionales de vaciado de pisos.

quiero un presupuesto